Un profesor de nuestro colegio participa en el programa internacional para profesores del CERN en Ginebra

Pablo Evaristo García Palacios, profesor de Tecnología y Robótica del Colegio San Francisco Coll, junto a otros 40 profesores de 36 países de todo el mundo, ha participado en el programa del CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) en Suiza. Es la segunda vez que este profesor ha sido seleccionado para asistir a los programas de formación que esta institución prepara para docentes. La primera vez asistió en 2017 durante una semana al programa para profesores españoles y en 2018 ha sido seleccionado para el programa a nivel mundial.

En el CERN se encuentra el LHC o Gran Colisionador de Hadrones, en el que se descubrió el ya famoso bosón de Higgs en 2012, y que sigue funcionando 24 horas al día en busca de materia oscura y nuevas partículas que nos ayuden a comprender mejor el universo.

El objetivo de este programa es crear grupos de trabajo entre profesores de diferentes países que permitan desarrollar actividades y contenidos para alumnos de enseñanzas medias con el objetivo de motivar a sus alumnos en carreras de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas.

El trabajo que desarrolló Pablo E., junto a otros 4 profesores de EEUU, Austria, Ucrania y Argentina, se tituló: “Computing in particle physics” (Computación en física de partículas). En él incluyeron multitud de actividades y proyectos para utilizar en clase con los que los alumnos pueden acercarse a la informática y los sistemas de comunicación inspirados por las tecnologías presentes en el CERN. La informática es una ciencia vital en el CERN, ya que la cantidad de datos que se producen al colisionar partículas en el acelerador requiere de un poder de computación disponible en muy pocos laboratorios del mundo. Diariamente el colisionador genera unos 68TeraBytes de información, algo más de la información que contienen todos los libros escritos en la historia de la humanidad, ¡en un solo día!. No sólo eso, esta información se tiene que almacenar y distribuir por diferentes centros de datos de todo el mundo, y por ello, se necesitan líneas de comunicación increíblemente rápidas. Todas las tecnologías que se han desarrollado en el CERN, como la WWW, las pantallas táctiles o el concepto de “la nube”, entre otras, han sido utilizadas después por diferentes empresas para crear dispositivos y tecnologías que usamos en nuestro día a día.

El CERN es el laboratorio más grande del mundo, en él se encuentran todas las disciplinas de la ciencia, desde ingeniería mecánica, física, teórica, electrónica o medicina nuclear entre otras, así que estos 40 profesores en sus diferentes grupos de trabajo han creado actividades inspiradas en las tecnologías usadas en el CERN y las han compartido para que puedan ser usadas en clase por cualquier profesor del mundo en diferentes asignaturas de ciencias.